fbpx

Extracciones de dientes en Pasadena Texas

¿Por qué es necesario extraer los dientes?

Hay varias razones por las que un dentista puede recomendar la extracción de un diente:

– Caries dental severa que ha destruido gran parte del diente

– Enfermedad periodontal avanzada que ha causado movilidad del diente

– Dientes impactados o retenidos que están creciendo en una posición que causa problemas

– Dientes fracturados por traumatismos que no se pueden reparar

– Para hacer espacio en la arcada dental para el tratamiento de ortodoncia

– Dientes supernumerarios o adicionales que están bloqueando la erupción de otros dientes

En resumen, la extracción de dientes se recomienda cuando el diente está muy dañado o está causando problemas en la boca que no se pueden corregir con otros tratamientos. El objetivo es mantener la salud y función óptimas de la boca.

¿Cómo se extraen los dientes?

El proceso de extracción dental implica los siguientes pasos:

Anestesia local – se inyecta un anestésico para adormecer la zona alrededor del diente. Esto evita cualquier dolor durante el procedimiento.

Luxación del diente – el dentista utiliza un instrumento llamado elevador para aflojar el diente y separarlo del hueso. Se aplica fuerza suave de palanca para liberar el diente.

Extracción del diente – una vez que el diente está suelto, el dentista utiliza fórceps, que son un tipo de pinzas diseñadas especialmente para agarrar el diente firmemente y tirar de él para extraerlo.

Limpieza del alvéolo – después de sacar el diente, se limpia bien el alvéolo (el espacio vacío dejado en el hueso) para eliminar cualquier resto de tejido o fragmento dental.

Cierre con suturas – en algunos casos se colocan puntos de sutura para cerrar el hueco que queda por el diente extraído.

Diferencia entre extracciones quirúrgicas y no quirúrgicas

Las extracciones quirúrgicas implican la eliminación de hueso y encía que rodea el diente. Esto se necesita para dientes impactados, fracturados bajo el nivel de la encía, o con raíces curvadas. Requiere incisiones en la encía, eliminación ósea y suturas después.

Las extracciones no quirúrgicas o simples sólo precisan la elevación del diente con fórceps, tras aflojarlo con un elevador dental. Se usan en dientes visibles que están relativamente flojos. La recuperación es más rápida y con menos molestias.

Anestesia local para extracciones sin dolor

La anestesia local es la clave para que las extracciones dentales sean indoloras. Se aplica un gel anestésico tópico y luego se inyecta un anestésico como lidocaína en las cercanías del nervio dental. Esto adormece el diente y tejidos circundantes temporalmente. Aunque hay sensación de presión, no hay dolor durante la extracción con anestesia efectiva. La zona operada permanece entumecida algunas horas después. El efecto desaparece gradualmente.

Los implantes dentales son una excelente opción para reemplazar dientes perdidos. Consisten en tres partes principales:

Implante de titanio – Este es el tornillo que se inserta quirúrgicamente en el hueso de la mandíbula o maxilar. El titanio permite la integración con el hueso, un proceso llamado osteointegración.

Pilar o poste – Esta pieza se conecta al implante para sostener la restauración dental.

Corona dental – Es la restauración artificial que replica la forma y funciones del diente natural. Normalmente se hace de porcelana sobre un núcleo de metal.